Enfermedades

DISFUNCIÓN SEXUAL FEMENINA

Un punto de vista

 

    La respuesta sexual femenina comprende cuatro fases:

    1. Excitación, se caracteriza por aumento del calor corporal, deseo o apetito sexual, turgencia de labios mayores y vagina por acumulación de sangre y tensión muscular generalizada. La conciencia se altera en grado variable, lo cual hace que no puedan percibirse las reacciones fisiológicas.

    2. Meseta, en esta etapa se logra la mayor tensión muscular y suele ser un estado avanzado de excitación, es posible alargar o acortar de forma voluntaria esta fase, empero, es necesario aprender a hacerlo.

    3. Orgasmo, durante esta fase la tensión muscular alcanza el máximo y son múltiples y diversas las respuestas del organismo, pero la respuesta genital suele ser relativamente constante y consiste en una mayor sensibilidad del clítoris que se extiende a la pelvis y puede acompañarse de emisión de líquido vaginal y contracciones del útero, como las del parto, pero de menor intensidad. A esto sigue una irradiación de calor de la pelvis al resto del cuerpo. El orgasmo femenino es de tres tipos, clitoriano, vaginal y mixto. El primero es más frecuente en nuestro medio.

    4. Resolución, en esta etapa se pasa a una fase de relajación intensa muscular que puede continuarse con sueño. La mujer si lo desea o si ha aprendido, puede volver a ser estimulada en cualquier momento para reiniciar el ciclo.

    La DISFUNCIÓN SEXUAL femenina es la ausencia o deficiencia persistente o repetida de ideación sexual y deseo de actividad sexual sola o con la pareja. Es también la incapacidad para responder a estímulos eróticos que se esperaría despertarán una respuesta sexual.

    El enfoque de la DISFUNCIÓN SEXUAL ha sido masculino. Así podemos observar en los medios de comunicación masiva, grandes promociones sobre la salud sexual del varón, respaldadas por empresas o instituciones que pretenden la difusión y consumo de productos creados para la atención de este problema. Además, con este enfoque, pareciera que no existe la PAREJA SEXUAL y que solo el varón se enferma y que corrigiéndolo a él, se resolverá el problema sexual de muchas parejas. La información abrumadora de la disfunción sexual masculina no permite ver su contraparte femenina.

    No todo es sombrío para las mujeres, gracias a la información obtenida en varones, ahora hay expectativas terapéuticas dentro del campo de los fármacos vaso activos. Esto ha estimulado el REESTUDIO de la anatomía y fisiología de la respuesta sexual femenina. Ahora se reconoce que este trastorno es de origen multifactorial incluyendo factores anatómicos, fisiológicos, médicos y psicológicos. Por tanto, la investigación del problema debe abarcar todos estos aspectos.

    Están apareciendo clasificaciones de la disfunción sexual femenina a fin de facilitar la identificación, la regularización de criterios y, quizá lo más importante, seleccionar el tratamiento más adecuado. Y comprenden trastornos del deseo sexual (deseo sexual bajo o aumentado, rechazo sexual y sequedad vaginal), trastornos de la excitación sexual (ausencia de orgasmo), dolor sexual (dispareunia y vaginismo) y otros trastornos de dolor sexual (no relacionado con el coito). Los más frecuentes son la falta de orgasmo 37% y el deseo sexual bajo 33%.

    Los FÁRMACOS VASO ACTIVOS, que producen acumulación de sangre en arterias y venas del aparato genital, representan una esperanza para el tratamiento de los trastornos de excitación genital.

    Otra área de gran expectativa, en las mujeres, es la utilización de TESTOSTERONA a dosis bajas, porque se ha visto que produce mejoría en la salud en general, la sexualidad y el bienestar.

    También en la parte femenina se cuenta con un DISPOSITIVO DE VACÍO para el clítoris. Ya ha sido aprobado por la FDA y los beneficios son en la mejoría de la sensación genital, la lubricación, el orgasmo y la satisfacción sexual.

    El urólogo forma parte del equipo interdisciplinario que esta involucrado en el tratamiento de la PAREJA CON DISFUNCIÓN SEXUAL. Por tanto, debe identificar, orientar, canalizar y tratar dentro de su capacidad, la disfunción sexual femenina.

Si tiene alguna de las molestias descritas o no se toco el problema que usted tiene, no dude en consultar...


DR. RAFAEL F. VELAZQUEZ MACIAS

Especialista: VÍAS URINARIAS Y SEXUALIDAD (UROLOGÍA)


Consultorio: Sagredo #7, Colonia San José Insurgentes Mixcoac, Cp. 03900. México D.F. Ver Mapa, Teléfono (55) 65 83 43 95 Ext: 125
Derechos Reservados 2018 .