Enfermedades

DISFUNCIÓN ERÉCTIL
 
 

HASTA EL 50 POR CIENTO DE LOS MAYORES DE 50 AÑOS PUEDE PADECER DISFUNCIÓN ERÉCTIL EN MÉXICO

El 90 por ciento de varones que enfrentan el problema no acuden al médico
 

Mientras que en la población varonil joven no es muy común la disfunción eréctil y sólo se presenta en casos de traumatismos o ligados a problemas psicológicos o de estrés, en México aproximadamente el 50 por ciento de personas mayores de 50 años pueden padecerla. Actualmente, este problema, conocido generalmente como impotencia sexual, se define como la imposibilidad para lograr o mantener una erección suficiente para penetrar a la pareja en un lapso de tres meses.

Aunque en la actualidad el avance de la ciencia médica ha permitido encontrar tratamientos efectivos, desafortunadamente la falta de información adecuada hace que el 90 por ciento de los varones que padecen esta patología no busquen tratamiento. "Sin embargo visitan al especialista argumentando otros padecimientos o molestias sin atreverse a hablar directamente con su médico sobre el verdadero problema que los aqueja".

Estas acciones demuestran que el tema de la sexualidad, y sobre todo de los padecimientos como la disfunción eréctil, constituyen todavía un tabú entre la sociedad. La falta de una verdadera comunicación entre las parejas y el médico constituye uno de los principales problemas que impiden buscar las alternativas de tratamiento para los pacientes.

Las diferentes causas que ocasionan este problema son psicógenas, orgánicas o mixtas, entre las que sobresalen por su frecuencia, la diabetes mellitus, la hipertensión arterial y la aterosclerosis. Una vez que se alteran los cuerpos cavernosos encargados de generar la rigidez característica del pene, no es posible revertir el fenómeno. Por ello hay una serie de recomendaciones que incluyen el uso de fármacos administrados oralmente, como el sildenafil; otros que son inyectados, así como el empleo del dispositivo al vacío y, como último recurso, la prótesis de pene.

Sildenafil es la primera opción oral que tenemos. El fármaco incrementa la presión intracavernosa en respuesta a la estimulación sexual erótica. Puede ser ingerido 30 a 60 minutos antes de realizar la actividad sexual, permitiendo la práctica de relaciones satisfactorias. Se ha verificado además que en un lapso de 24 horas, aproximadamente, el 99 por ciento del fármaco es eliminado del organismo. La principal contraindicación es el uso simultaneo de vasodilatodores coronarios como isosorbide porque se corre el riesgo de aumentar su efecto y producir efectos secundarios debidos a ello. Este es el motivo por lo que se debe contar con una valoración por parte del cardiólogo. En cuanto a los efectos colaterales más observados están el dolor de cabeza leve que aparece al día siguiente y en general se quita solo; el enrojecimiento de la cara que también es pasajero, y la nariz tapada.

El alprostadil produce vasodilatación en el pene al inyectarse directamente permitiendo erecciones de 30 a 45 minutos de duración; mientras que el uso del dispositivo al vacío, un instrumento que se coloca en el pene, funciona únicamente en 60 a 70 por ciento de los pacientes, pero su costo es de 350 dólares.

El último recurso para tratar la disfunción eréctil, cuando se descartaron ya los antes mencionados, lo constituye el tratamiento quirúrgico, que consiste en el implante de una prótesis de pene. Su efectividad también ha sido comprobada, aunque uno de sus principales impedimentos es el costo: los más económicos, o sea los rígidos, se ubican alrededor de los dos mil dólares, mientras que los más efectivos tienen un valor de más de 5 mil dólares. Aunque ésta, se considera como la última opción para el paciente.


DR. RAFAEL F. VELAZQUEZ MACIAS

Especialista: VÍAS URINARIAS Y SEXUALIDAD (UROLOGIA)


Consultorio: Sagredo #7, Colonia San José Insurgentes Mixcoac, Cp. 03900. México D.F. Ver Mapa, Teléfono (55) 65 83 43 95 Ext: 125
Derechos Reservados 2018 .